Defectos Refractivos

DEFECTOS REFRACTIVOS

VISIÓN BORROSA

Defectos Refractivos

Estas alteraciones por lo general producen una visión borrosa que mejora al utilizar gafas o lentes de contacto.
El ojo humano funciona de una manera muy semejante a como lo hace una cámara fotográfica. Para ver con claridad necesita enfocar sobre la retina los objetos que observamos.
Esto se logra gracias al poder convergente de la córnea y el cristalino. Cuando no se enfoca adecuadamente la imagen sobre la retina se produce lo que llamamos un defecto refractivo.

Existen tres tipos principales de defectos refractivos:

  • MIOPÍA: La imagen está enfocada delante de la retina. Produce mala visión de lejos y relativamente buena visión de cerca
  • HIPERMETROPÍA: La imagen se enfoca detrás de la retina. Causa dificultad para ver de cerca y cansancio visual.
  • ASTIGMATISMO: La imagen forma más de un punto focal. Produce mala visión tanto de lejos como de cerca. Con mucha frecuencia se combinan en un mismo ojo astigmatismo con miopía o hipermetropía.

¿CÓMO PUEDE CORREGIRSE UN DEFECTO REFRACTIVO?

La forma más frecuente es sin duda el uso de gafas. Son una buena forma de corregir defectos refractivos leves.

Las lentes  de contacto (lentillas) permiten corregir la visión en todo el campo visual. Permiten la corrección de defectos refractivos moderados y altos sin ser tan notorios como los anteojos.
Requieren disciplina y dedicación por parte del usuario ya que deben ser cuidados, limpiados y adecuadamente guardados observando mucha higiene, ya que sino pueden producir sensación de arenilla en los ojos, irritación e incrementan el riesgo de infecciones de la córnea que en muchas ocasiones pueden ser muy graves.

La cirugía refractiva permite corregir la visión sin necesidad de usar gafas o lentillas sobre la córnea. Una vez realiza deja de necesitarse su uso. Permite la corrección de defectos refractivos leves, moderados y altos.

DEFECTOS REFRACTIVOS