Pterigium

PTERIGIUM

ENFERMEDAD QUE AFECTA A LA CONJUNTIVA Y LA CÓRNEA

Pterigium

El pterigium es una enfermedad que afecta a la conjuntiva y la córnea. La conjuntiva es una delgada membrana transparente que cubre la esclera (la porción blanca del ojo).
Es allí dónde se inicia la enfermedad: Se produce un crecimiento exagerado de la conjuntiva en las porciones expuestas al sol. Al elevarse la conjuntiva, genera resequedad (ya que la lagrima no puede cubrir esa «isla» elevada). La reacción normal de la conjuntiva es crecer aún más intentando protegerse.
De este modo se produce un círculo vicioso donde mayor crecimiento produce mayor resequedad y esta a su vez genera más crecimiento.
Finalmente el ptegrigium crece en forma de una masa carnosa sobre la córnea (la estructura transparente localizada frente al iris el cuál le da color al ojo).

¿QUIÉNES SE VEN AFECTADOS CON MAYOR FRECUENCIA?

Es muy frecuente que personas que habitan en la zona tropical desarrollen pterigium. Esto es debido a que el principal factor para que se produzca es la radiación ultravioleta del sol. Quienes trabajan mucho tiempo bajo el sol y no utilizan protección ultravioleta (gafas oscuras, sombrero) se exponen a un mayor riesgo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL PTERIGIUM?

La resequedad y rugosidad del pterigium producen sensación de ardor, rasquiña y resequedad en el ojo afectado. Puede llegar el punto en el que el pterigium crece lo suficiente para acercarse al centro de la córnea e impedir el paso de la luz, produciendo una disminución marcada de la visión.

¿CÓMO PUEDE TRATARSE EL PTERIGIUM?

En las fases iniciales cuándo es ligera la sensación de ardor y resequedad, se puede manejar con lubricantes y vasoconstrictores. En fases avanzadas o cuando es estéticamente molesto para la persona, se requiere cirugía para eliminar el pterigium y reemplazarlo por conjuntiva sana. Existen varios tipos de cirugía de pterigium. El tipo de cirugía a realizar depende de cada caso.