Trasplante de Córnea

TRASPLANTE DE CÓRNEA

NUEVAS TÉCNICAS EN EL TRASPLANTE DE CÓRNEA

Trasplante de Cornea II

La córnea es la primera capa que poseen nuestros ojos, que actúa cómo si fuera una lente y por supuesto, debe ser transparente ya que vemos a través de ella. El color de los ojos es debido a su transparencia, que nos permite ver el iris.
La pérdida de transparencia de la córnea provoca una visión borrosa de mayor o menos intensidad según la gravedad de la enfermedad que le afecta.

De forma simplificada, los procesos que pueden opacificar la córnea pueden ser de la parte anterior o más superficial de la misma o de su parte interna y más profunda. Además también puede haber otros procesos que afecten a todas las capas.
Hasta el momento actual, una vez cicatrizado, y si se ha producido pérdida de visión, la única forma de tratamiento era una operación de trasplante de toda la córnea, tanto de las capas más externas cómo de la profunda.

Los problemas que da esta técnica es que la recuperación visual es lenta (más de 6 meses), que deja un astigmatismo muy alto debido a los puntos de sutura, y cómo consecuencia una baja visión, y sobre todo un porcentaje alto de rechazo de la córnea trasplantada, que es reconocida como extraña por nuestro organismo.

Sin embargo en la actualidad se puede trasplantar solamente la capa que ha perdido su transparencia, que es lo que se llama queatoplastia o trasplante lamelar.
Este puede ser de la capa anterior y sería entonces queratoplastia lamelar anterior, que habitualmente llamamos DALK, que son las siglas en inglés de Deep Anterior Lamelar Keratoplasty.
Los procesos más frecuentemente tratados con ella son el Queratocono o ectasia corneal, sea de causa natural o provocado por una complicación en Cirugía Refractiva o LASIK. Y las cicatrices llamadas leucoma que han provocado una úlcera corneal, generalmente infecciosa.

Si sólo hacemos la capa más profunda, que es la Membrana de Descemet y el Endotelio de la córnea, se llama DMEK (Descemet Membrana Endotelial Keratoplasty), una fina capa de 50 micras. Esta técnica ha sido descrita por el Dr. Gerrit Melles de Holanda, y desarrollada en Baleares por nosotros hace años.
Esta técnica es espectacular porque la membrana de descemet es inyectada dentro del ojo con una fina pipeta a través de una incisión de 2,5 mm lo cuál deja intacta la córnea del paciente y no necesita suturas.

Con estas avanzadas técnicas conseguimos:
– Una rehabilitación visual mucho más rápida, en pocas semanas.
– Menor astigmatismo inducido por la cirugía.
– Se hace con anestesia local (generalmente con gotas solo, como la catarata) y de forma ambulatoria por lo que el paciente no precisa su ingreso en el Hospital.
-Y por último la posibilidad de rechazo es prácticamente nula al no estar en contacto la membrana con la sangre del paciente.